El Producto Interior Bruto (PIB) es un indicador económico que refleja el valor monetario de todos los bienes y servicios finales producidos por un país en un determinado periodo de tiempo, normalmente un año. Se utiliza para medir la riqueza de un país. También se conoce como Producto Bruto interno (PBI).

El Producto Interior Bruto (PIB) mide la producción total de bienes y servicios de un país, por lo que su cálculo es bastante complejo. Es necesario conocer todos los bienes y servicios finales que ha producido el país y sumarlos, es decir, la producción de manzanas, leche, libros, barcos, máquinas y todos los bienes que se hayan producido en el país hasta los servicios de un taxi, un dentista, un abogado o un profesor entre otros. Hay algunos datos que no se incluyen simplemente porque no se pueden contabilizar ni conocer, como los bienes de autoconsumo o la llamada economía sumergida (ver artículo en este mismo boletín) por ejemplo.

Uno de los problemas por lo que es criticado el PIB es porque no mide la distribución de la riqueza dentro de un país ni la diferencia entre países. Pero para eso hay otros indicadores como el índice de gini, el índice de desarrollo humano o el PIB per cápita entre otros.

Como el tamaño de la producción de un país depende del número de habitantes que tenga, también se utiliza para comparar la riqueza entre países el PIB per cápita, es decir, el PIB total de un país entre los habitantes de dicho país, para saber cuánto se produce por persona.

Se dice que un país crece económicamente cuando la tasa de variación del PIB aumenta, es decir, el PIB del año calculado es mayor que el del año anterior.

La fórmula utilizada para ver el porcentaje es:

Tasa variación PIB =   (PIB año 1  – PIB año 0) – 1 x 100 =  %

¿Cómo se calcula el Producto Interior Bruto (PIB)?

El PIB puede medirse a través de tres metodologías:

1. Método del gasto

Es la suma del gasto de los residentes en bienes y servicios finales durante un período de tiempo. Luego el PIB = consumo final + formación bruta de capital + exportaciones – importaciones. La forma más utilizada para calcular el PIB de un país es según su demanda agregada:

PIB (o DA) = C + I + G + X – M

Siendo C el consumo, I la inversión, G el gasto público, X las exportaciones y M las importaciones.

Uno de los problemas por lo que es criticado el PIB es porque no mide la distribución de la riqueza dentro de un país ni la diferencia entre países

2. Método del valor agregado

Es la suma del valor agregado (bruto) que se genera en la producción de los bienes y servicios en un país en un determinado período de tiempo. En este caso:

PIB = valor agregado bruto + impuestos – subvenciones

Por ejemplo, si una pastelería vende pan el valor añadido de una barra será su precio menos lo que le haya costado fabricar la barra (harina, electricidad, etc).

3. Método del ingreso

Es equivalente a la suma de los ingresos que ganan los propietarios de los factores productivos (trabajo y capital) durante un período de tiempo. En este caso el PIB = remuneración de los asalariados + impuestos – subvenciones + excedente de explotación. De esta forma, la fórmula queda del siguiente modo:

PIB = producción + impuestos – subvenciones – consumo intermedio.

Crecimiento y Tasa de Variación del PIB

La tasa de variación del PIB (Producto interior bruto) es una medición frecuentemente empleada en el estudio económico para estudiar los incrementos o disminuciones que experimenta el PIB en determinados periodos de tiempo.

Los periodos comprendidos a la hora de realizar cálculos de tasas de variación suelen ser de un año generalmente, o también por trimestres. Básicamente la tasa de variación del PIB es bastante útil a la hora de observar y medir el crecimiento económico que un país o territorio ha experimentado en dicho periodo y otorgado a este cambio un valor porcentual. Analizando la evolución que desarrolla el PIB de un país podemos comprobar, por definición, los cambios en la productividad del mismo en cada momento.

En este mapa se representa la concentración de PIB según países:

concentración de PIB según países

Fórmula de la tasa de variación del PIB

El cálculo de esta tasa se realiza dividiendo un valor PIB menos otro valor PIB anterior entre este mismo número y multiplicado por 100 para obtener el resultado expresado como porcentaje:

tasa variación PIB

Cuando se habla en términos reales, se refiere a precios del año base. El proceso para convertir un valor nominal a términos reales se denomina ajuste por inflación.

En esta expresión matemática es usualmente empleado el PIB real en lugar del PIB nominal, ya que de este modo es posible medir el crecimiento real de la economía sin tener en cuenta la influencia de otros factores como la inflación o la deflación.

Recordemos que cuando se habla en términos reales, se refiere a precios del año base. Es decir, se fija un año determinado como referencia y se toman los precios del año base de los productos a estudiar. De esta forma se excluye en los estudios el efecto de la inflación. El proceso para convertir un valor nominal a términos reales se denomina precisamente ajuste por inflación. Al hablar en términos nominales, por el contrario, el valor de los productos es en precios actuales, es decir, teniendo en cuenta los precios que hay en el momento del estudio en el mercado, por lo que incluimos la inflación o pérdida de capacidad de compra de la moneda.

Mediante el empleo de este simple y rápido cálculo se puede conocer fácilmente la variación entre dos momentos determinados, comprobando si ha existido un incremento de la variable (cuando el resultado es mayor a 0%) o una disminución de la misma (cuando el resultado es menor a 0%) en dicho periodo de tiempo.

Por otro lado, conociendo la tasa de variación para un tiempo determinado, como hemos visto, es posible además averiguar nuevas tasas de variación para varios periodos. En otras palabras, si tenemos la tasa anual, podemos calcular tasas semestrales o trimestrales.

Ejemplo de cálculo de la tasa de variación del PIB

Imaginemos un caso simple en el que el valor del PIB real para el año 2008 en España fue de 8 billones de euros y que en el año siguiente, el 2009, fue de 7 billones de euros. Para conocer la variación que sufrió el producto interior bruto, y por tanto si la economía española creció o decreció, sustituiríamos en la fórmula anterior:

Tasa de variación = [(PIB del 2017 – PIB del 2016) / PIB del 2016] x100

Por lo tanto: Tasa de variación = [(2017-2016)/2016] x100 = +3,3

Es decir, al obtener un valor positivo podemos concluir que el PIB varió favorablemente en un 3,3 %, por lo que la economía creció en dicho periodo de tiempo.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies