Si uno tiene interés en conocer cual es la tasa de crecimiento de un país, de una región o de un entorno económico concreto debe consultar uno o más indicadores económicos. Los hay de distinta naturaleza, pero probablemente sean el PIB (Producto Interior Bruto) o los informes de Balance de Pagos los más conocidos, recurrentes y utilizados.

Los indicadores de crecimiento económico son un conjunto de informes cuantitativos destinados a:

  • Cuantificar el comportamiento de los agentes económicos y de las diferentes relaciones que se establecen entre ellos.
  • Informar sobre la evolución de la actividad económica
  • Realizar comparaciones con la situación económica de otras regiones o países
  • Orientar la política económica de los gobiernos

 

¿Qué es el PIB?

El PIB es el valor de los bienes y servicios finales generados por una economía nacional dentro de su territorio durante un período determinado.  Por lo tanto, podemos decir que es una variable de flujo, que nos indica el valor añadido por una economía, no el importe de sus ventas. Una venta de segunda mano, no genera valor añadido y consecuentemente, no forma parte del PIB.

Se suele expresar la fórmula del PIB del siguiente modo:

PIB = C + I + G + (X – M)

Siendo:

  • C – Consumo
  • I – Inversión
  • G – Gasto público
  • X – Exportaciones
  • M – Importaciones

Por lo tanto el PIB tiene en cuenta todos los sectores de la economía, las familias (C) las empresas (I) el sector público (G) y el sector exterior (X – M).

El PIB lo podemos observar desde tres puntos de vista:

  • Desde las rentas generadas: Salarios, rentas financieras, beneficios e impuestos
  • Desde la oferta: Valor añadido por los diferentes sectores de la economía
  • Desde la demanda: Consumo privado, consumo público e inversión

Con un PIB positivo las empresas producen más, invertirán más y contratarán más personal. La inversión crece y el paro disminuye. Si exporta más, la Balanza Comercial del país crece, entran más divisas que son cambiadas a la moneda local cuya demanda aumenta y lógicamente se aprecia.

 

Interpretación de los datos del PIB

Buscamos información de prensa del último dato trimestral publicado. En el encabezado del artículo aparece el siguiente texto:

“El Producto Interior Bruto de España en el primer trimestre de 2017 ha crecido un 0,8% respecto al trimestre anterior. Esta tasa es 1 décima mayor que la del cuarto trimestre de 2016, que fue del 0,7%. La variación interanual del PIB ha sido del 3%. La cifra del PIB en el primer trimestre de 2017 fue de 285.293 millones de euros, con lo que España se situaba como la economía número 12 en el ranking de PIB trimestral de los 48 países sujetos a estudio.”

La interpretación que cabe adoptar de los datos arriba publicados es que en conjunto, los distintos sectores de la economía (las familias, las empresas, el sector público y el sector exterior) han aportado un mayor valor de riqueza a la economía española (se ha creado valor) con respecto al período precedente (Trimestre) y con respecto al año anterior.

 

En IDD Consultoría somos especialistas en acciones de desarrollo del área de finanzas. No duden en contactar con nosotros para obtener más información sobre nuestra amplia oferta de programas formativos.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies