La normativa MIFID (Markets in Financial Instruments Directive) agrupan una serie de recomendaciones de obligado cumplimiento impuestas por la UE sobre la transparencia e información que deben regir los mercados financieros.

¿Qué es la MIFID?

Es la normativa que armoniza en Europa la regulación sobre los mercados de valores, los instrumentos financieros que en ellos se negocian, la organización y relación con sus clientes de las entidades financieras que prestan servicios de inversión y la protección al inversor.
Con estas normas, se completa el mercado único de servicios financieros de la UE y existe un régimen regulatorio común para los servicios financieros en los 27 estados miembros de la Unión Europea, y en otros tres estados del Área Económica Europea (Islandia, Noruega y Liechtenstein).

Leyes que incluye

El Plan de Acción de la normativa MIFID incluye más de 40 leyes de rango europeo que afectan a todos los ámbitos del sector financiero:

• Servicios financieros a clientes particulares, con las directivas de crédito al consumo, hipotecas, pagos domésticos o de comercio electrónico, entre otras.
• Servicios financieros al por mayor (grandes inversores y mercados de capital), con las directivas de OPAs o la de fondos de inversión, entre otras.
• Otras directivas que regulan las infraestructuras básicas del sistema financiero o que ayudan en la prevención del crimen e infracciones.

Objetivos básicos

Además de las funciones de organización de los mercados financieros a nivel europeo, la normativa MIDIF también se ha diseñado para cumplir con los siguientes objetivos básicos: reforzar los requisitos organizativos y operativos de los proveedores de servicios de inversión y perfeccionar las normas de conducta que rigen sus relaciones con la clientela.

Normas de conducta

La normativa MIFID establece las normas de conducta en el tratamiento informativo a tres categorías de clientes definidas:

  • Contrapartes elegibles. Empresas de inversión, entidades de crédito y aseguradoras.
  • Clientes profesionales. Poseen experiencia y cualificación necesarios para tomar sus propias decisiones de inversión y para valorar correctamente los riesgos inherentes a dichas decisiones.
  • Minoristas. A efectos prácticos, la mayoría de usuarios de servicios financieros y productos de inversión. En este grupo se centralizan las obligaciones del asesoramiento financiero personalizado.

Protección de inversión

La normativa MIFID en su versión II presenta novedades en la protección al inversor. Regula la actividad de asesoramiento de inversiones, a la que se prohíbe expresamente cobrar comisiones de los emisores o colocadores de los instrumentos en los que se invierte.
Además, otorga a los supervisores (ESMA o EBA) la capacidad de prohibir la comercialización de productos financieros, cuando se considere que no son suficientemente transparentes para el inversor. Con ello se pretende evitar casos como los de las tristemente famosas “participaciones preferentes” colocadas por las entidades financieras españolas y sobre cuya distribución la CNMV, en el marco de la anterior MIFID I, no tenía capacidad de prohibición.

Asesoramiento financiero

La MIFID define la actividad de asesoramiento en materia de inversión como la prestación de recomendaciones personalizadas a un cliente, ya sea a petición de éste o por iniciativa de la empresa de inversión, con respecto a una o más operaciones relativas a instrumentos financieros.
El asesoramiento financiero implica una recomendación personal, es decir, una recomendación realizada a una persona en su calidad de inversor o posible inversor, o en su calidad de agente de un inversor.

Test MIFID

Las entidades financieras además deberán tener constancia escrita del cumplimiento de la normativa MIFID mediante la rúbrica de los clientes en los procedimientos de inversión y contratación de activos que están regulados dentro de la normativa descrita.
Finalmente, los Test MIFID que comprenden tanto los Test de Idoneidad como los Test de Conveniencia son realizados por la entidad financiera con carácter previo a la contratación por parte del cliente.

 

Luis Miguel Gómez Fraile, IDD Consultoría

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies