El binomio rentabilidad y riesgo está siempre presente en el razonamiento de todo inversor al plantear qué hacer con sus ahorros y ello, junto con la falta de tiempo, la falta de pericia o la falta de capital suficiente facilita la contratación los Fondos de Inversión.

Fondos de inversión: Introducción 

Podríamos definir Fondo de Inversión como un vehículo financiero que consiste en reunir el patrimonio de muchos inversores (que reciben un título proporcional del patrimonio del fondo en forma de participaciones de acuerdo con la cantidad que hayan aportado) para invertirlo en activos financieros de diversa naturaleza en función de los objetivos de inversión que se hayan establecido. A las personas que invierten en un fondo de inversión se las denomina partícipes.

A medida que la cartera de inversión de un fondo de inversión genera beneficios, éstos se distribuyen entre los inversores en la misma proporción en que los inversores hayan invertido.

Los Fondos de Inversión pueden invertir en acciones (hablaremos de un fondo de acciones), en bonos (hablaremos de un fondo de renta fija), o en una mezcla de acciones y bonos (hablaremos de un fondo mixto).

El dinero que el inversor ha depositado en el fondo es gestionado por una Entidad Gestora que utiliza el patrimonio total aportado por los partícipes para comprar y vender activos en nombre de los inversores, formando una cartera de valores. La Entidad Gestora puede cobrar comisiones por ello; a esta comisión se la conoce como comisión de gestión. Los títulos que compra el fondo (ya sean acciones o bonos) se depositan en una Entidad Depositaria (que también puede cobrar una comisión por la custodia, denominada comisión de depósito).

A medida que la cartera de inversión de un Fondo de Inversión genera beneficios, éstos se distribuyen entre los inversores en la misma proporción en que los inversores hayan invertido. El esquema pues es sumamente sencillo.

Las preguntas que puede hacerse el inversor particular y a la que como profesionales deberemos saber atender son ¿Por qué invertir en un Fondo de Inversión? ¿Cuáles son las claves de este vehículo de inversión? ¿Qué ventajas y qué inconvenientes se asocian a este tipo de productos? ¿Es posible batir al mercado con los Fondos de Inversión?

Para dar respuesta a estas preguntas destacamos en este artículo las ventajas y los inconvenientes asociados a esta familia de productos.

Ventajas de los Fondos de Inversión

1- Diversificación

El beneficio más importante de un fondo de inversión es que proporciona diversificación. Los Fondos de Inversión se basan en el principio de la gestión de riesgos al amparo de una diversificación eficiente. Los fondos deben repartir su patrimonio entre diversas inversiones, protegiendo al inversor de posibles errores en la selección de activos por parte de la Sociedad Gestora. Esto reducirá el riesgo soportado por el partícipe. Además, para el partícipe sería imposible comprar la misma cartera que el fondo a título personal por las elevadas comisiones de compraventa, en cambio el fondo al tener gran patrimonio, sí puede hacerlo a un coste muy reducido.

2- Gestión profesional

Los Fondos de Inversión están gestionados por equipos de profesionales cualificados, con conocimiento y experiencia en el sector lo cual debería verse reflejado como un incremento en las rentabilidades esperadas por el mercado o en términos de protección del capital. Acceder a un fondo nos da la seguridad de que hay todo un equipo humano detrás.

3- Ahorro en tiempo

Muchos inversores no valoran este factor pero este es un factor capital y uno de los atractivos principales de los Fondos de Inversión. Si un inversor compra acciones, él mismo deberá vigilar cada uno de dichos valores, realizando sus análisis y toma de decisiones, lo cual consume tiempo. Con un fondo de inversión, el inversor puede despreocuparse de la cartera con bastante más facilidad que con una cartera de valores, lo que repercute en un ahorro de tiempo y de esfuerzos en análisis y operativa.

4- Fácil seguimiento

Existen infinidad de fondos y de estrategias y cualquier estrategia de inversión es posible que tenga un fondo que la aplica. Todo este abanico de posibilidades permite a los inversores bascular a cualquier tipo de estrategia en función del momento de mercado o de sus gustos personales

En términos generales, los fondos actualizan diariamente sus valores liquidativos, por lo que es sencillo conocer el valor real del valor de la inversión en cualquiera de las posiciones que tenga el inversor, así como su comportamiento. Además, en las fichas de valoración de fondos hay a disposición de los partícipes e inversores múltiples de ratios ya calculados que facilitan dicha tarea. Todo ello da tranquilidad a los inversores, dado que al cierre de mercado pueden conocer el valor real de su inversión.

5- Fiscalidad favorable

Fiscalmente, los fondos cuentan con la ventaja de no generar retenciones cuando el patrimonio se traspase de uno a otro fondo, retenciones que sólo se aplicarán cuando se efectúen reembolsos totales o parciales del patrimonio. Se puede así amoldar el pago de impuestos al momento donde sea más favorable al inversor. Cuando éste no desee estar en ningún producto financiero y estar en liquidez, también puede hacerlo, traspasando el dinero a fondos monetarios.

6- Liquidez

La liquidez es otra de las ventajas ofrecidas por los fondos de inversión. Las gestoras de fondos recompran y venden participaciones de acuerdo con el valor liquidativo del fondo, que se calcula diariamente. Un inversor puede comprar una participación de un fondo sin tener que preocuparse sobre si hay un mercado líquido disponible para las acciones o bonos subyacentes. Si un inversor individual invirtiera directamente en acciones, su habilidad para comprar o vender dependería de la disponibilidad de una contrapartida que deseara tomar la posición contraria.

7- Múltiples estrategias al alcance de los inversores

Hay fondos para todos los gustos, en la actualidad en España hay registrados más de 30.000. Existen infinidad de fondos y de estrategias y cualquier estrategia de inversión es posible que tenga un fondo que la aplica. Todo este abanico de posibilidades permite a los inversores bascular a cualquier tipo de estrategia en función del momento de mercado o de sus gustos personales. Estas estrategias están definidas en su vocación inversora, la cual deberá respetar la Sociedad Gestora del fondo y que marcará la filosofía de inversión así como una serie de puntos clave que el gestor del fondo deberá acatar.

8- Transparencia y seguridad

Los Fondos de Inversión se acompañan de una amplia regulación y de principios de control constantes, rigurosos y estrictos que velan por su adecuado funcionamiento. Los principios de transparencia y seguridad forman parte fundamental de la esencia de este tipo de productos. Un elemento de transparencia a destacar es que el valor liquidativo ya incluye en su valor el descuento de los gastos de gestión y custodia a través de las comisiones que correspondan, el valor mostrado es el valor neto. En España la entidad reguladora es la CNMV, quien ejerce las funciones de vigilancia y control sobre la Sociedad Gestora y la Sociedad Depositante.

9- Escasas barreras de entrada

Los fondos de inversión requieren una reducida inversión inicial, dado que se componen en participaciones de bajo valor para así facilitar la entrada en el fondo por parte de nuevos inversores. Al contribuir a una cartera con varios inversores, se puede conseguir una diversificación satisfactoria sin invertir una gran cantidad. Una característica especialmente útil para inversores individuales que disponen de un patrimonio modesto, pero que necesitan diversificar y acceder a un asesoramiento profesional. En fondos especializados sí que existen criterios de capital mínimo, pero en la mayoría de los fondos no es así.

10- Acceso a renta fija y a mercados exóticos

Para muchos inversores es difícil acceder a productos de renta fija, por el capital mínimo necesario, o simplemente por el desconocimiento de cómo hacerlo. Por tanto si queremos invertir en renta fija, hacerlo mediante un Fondo de Inversión es una buena alternativa, ya que podremos acceder a muchos bonos y obligaciones que no están disponibles para el inversor particular por su elevada capital mínimo. Cada vez es más sencillo acceder a mercados exóticos, pero hay muchos inversores que por desconocimiento o desconfianza no dan el paso. Los fondos de inversión ponen a nuestro alcance cualquier mercado que podamos imaginar. Desde Renta Variable canadiense, a deuda High Yield de algún país asiático. Los fondos de inversión ofrecen un abanico amplio de posibilidades que puede ayudar al inversor como complemento a las estrategias habituales en los mercados.

Inconvenientes de los fondos de inversión

1- Costes

Un fondo de inversión tiene diversos costes que hay que contemplar. Es cierto que los costes no los “paga” el inversor ya que están incluidos en la rentabilidad final del fondo, pero a largo plazo pueden notarse. En casos extremos puede haber fondos que cobren unas comisiones excesivas, superiores al valor que es capaz de crear el gestor. El inversor debe valorar bien los costes finales del fondo mediante los gastos corrientes, y tratar de seleccionar los que menos comisiones tengan.

2- Penalizan los movimientos 

Algunos fondos tienen costes de suscripción y venta. Estos costes pueden ser elevados dado que van en función del patrimonio suscrito. La justificación a estas limitaciones en los movimientos del capital viene dada porque la finalidad de los fondos es canalizar el ahorro a largo plazo, no es un producto para hacer trading. Es necesario que el inversor se fije bien antes de entrar en un fondo para informarse sobre las hipotéticas comisiones de suscripción y de reembolso, cual es su cuantía si las hay y qué ventanas dispone el fondo para la contratación y el reembolso sin coste.

A la vista de los datos del mercado, parece claro que a los inversores les pesan más las ventajas (diversificación, gestión profesionalizada, flexibilidad, liquidez, rentabilidad,…) frente a los inconvenientes, y es que los Fondos de Inversión son (y todo indica que seguirán siendo) el vehículo que canaliza el ahorro en España.

3- Falsos fondos activos

Es una sombra que sobrevuela a la industria de la gestión de activos y uno de los mayores riesgos al que está expuesto el inversor común, la falsa gestión activa, o lo que es lo mismo, que la Sociedad Gestora no haga nada en concreto más allá de seguir los índices en los que invierte. Hay ratios como el Tracking Error y su relación con las comisiones que nos ayudan a saberlo.

4- Sustitutos a menor coste

La fuerte aparición de los ETF ha supuesto un golpe para la industria de los fondos. Los ETFs son productos de inversión que tienen como objetivo replicar a un índice a un coste muy reducido, lo que los convierte en un sustituto casi perfecto para los fondos de inversión de gestión pasiva.

5- Tiempo fuera de mercado entre traspasos

Es sencillo realizar traspasos entre fondos, sin coste en muchos casos y no pagar por las plusvalías, pero no es automático. Si un inversor realiza una orden de traspaso, su dinero se queda en el limbo durante un periodo indeterminado. Primero debe realizar el reembolso el fondo tenga suscrito, después su broker debe tramitar la orden para que llegue al nuevo fondo de destino, y finalmente el fondo de destino debe tramitarlo hasta que el inversor tenga al nuevo fondo en su cuenta. Este periodo es muy variable, dependiendo sobretodo de la agilidad de los fondos, que en algunos es nula. Para algunos inversores ésta puede ser una experiencia frustrante.

6- No gestionar personalmente las inversiones

Hay inversores que no quieren delegar la gestión de su patrimonio y quieren tener el control absoluto de su dinero, y esto es algo que los fondos de inversión no pueden dar. No tener “voz” en la gestión es un inconveniente para determinados perfiles de inversor.

Quedan claras pues cuáles son las bondades y los inconvenientes asociados a este tipo de productos. A la vista de los datos del mercado (ver gráfico en enexo), parece claro que a los inversores les pesan más las primeras (diversificación, gestión profesionalizada, flexibilidad, liquidez, rentabilidad,…) frente a las segundas, y es que los Fondos de Inversión son (y todo indica que seguirán siendo) el vehículo que canaliza el ahorro en España.

fondo inversión

En IDD INNOVACIÓN Y DESARROLLO DIRECTIVO somos especialistas en la formación financiera. No dude en contactar con nosotros si precisa más información referente a nuestros Programas de Asesoramiento Financiero reconocidos por la CNMV, o sobre cualquier otro tipo de programa de la función financiera.

Contacte con nosotros a través de nuestro formulario y le enviaremos directamente la información.

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies